El mago


Sabiendo que ya no tenía más trucos, el mago introdujo una última vez su mano en el sombrero. Desde dentro, otra mano estrechó la suya con fuerza. Jamás salió.

https://www.literatinos.com/search/label/axl

Comentarios

Entradas más populares de este blog

De héroes y villanos

Los hombres de blanco

Una noche de luna llena