Hojas secas

Ella permanecía de pie junto al auto nuevo, él fumaba nerviosamente mientras leía algún mensaje de su teléfono.

—Entonces, ¿te marcharás?
—Sí, ya te lo he dicho.
—Pero, ¿y entonces? ¿Los sueños? ¿Los planes…? ¿Es que, acaso, me has estado mintiendo?
—No comiences, por favor. Trata de no montar una escena… sabes que odio tus dramas.

Visiblemente exasperada, guardó todos los recuerdos en una maleta que ninguno quiso conservar; las heridas, el amor y los desencantos se secaron en las macetas del jardín artificial que ella le había obligado a sembrar durante todos los años que convivieron.

—No dejes nada, pues nada de lo tuyo ¡me sirve para un cochino carajo!
—Deja de gritar, no es necesario, porque sin importar cuánto te quejes, te voy a olvidar.
Ella lucía tan bella como el día que se conocieron, él trataba de disimular la terrible panza que había desarrollado y no podía enfocar correctamente la vista, merced a los años de desvelos y el abuso en el consumo de azúcar.
—No te perseguiré más, ¿sabes?
—Vete a la mierda, no me interesan tus clichés.

De entre las cosas delicadas, guardadas en medias de seda, para protegerlas, ella sacó una botella de vino rosado que estrelló contra el piso. El finísimo envase no se rompió, pero él protestó la acción.

—Solamente lo has agitado, ese vino ya no servirá.
—¿Y qué? ¡De todas formas, tus tibiezas me tienen harta! Ese vino es tuyo, igual de insípido y sin identidad, que tú.

La musa volvió a resplandecer, exhibió sus colores a la luz de una luna dorada, pero el escritor ya no quiso abrazarla, se escondió bajo los pliegues de un viejo abrigo descolorido y tosió violentamente; sin fuerza para contener el acceso, se desplomó a los pies de la mujer, pero ella ya no lo miraba, tenía horizontes nuevos, y un amor que se veía surgir desde el oriente. El escritor no se levantó más, se disipó entre un montón de hojas secas que el viento arrastró por la calle.

https://www.literatinos.com/search/label/fabrizio
Conoce más de Fabrizio en su grupo de Facebook web.facebook.com/groups/244460656036678

Comentarios

Entradas más populares de este blog

De héroes y villanos

Los hombres de blanco

Una noche de luna llena