jueves, 25 de junio de 2020

Unicornio, liberación de esclavos


PRIMERA PARTE

De milenio en milenio, ante la mirada atónita de la gente, una nueva especie de Todopoderosos, suele aparecer bajo el perfil de hombres dioses; cuyo fulgor viene desde el espacio infinito, proyectando sus mundos virtuales, con un resplandor que ilumina el oscurecido panorama de la especie humana. Usando y abusando de un nuevo poder terrenal, usan la tierra y sus moradores como simples elementos de experimentación y cambios drásticos. Controlan el clima, el magma y la corteza terrestre. Por simple azar, pueblos y aldeas desaparecen del mapa, la tierra es deshecha con furia sin tregua y pueblos enteros quedan sin tierras ni herencia alguna.

Y habiéndose ahora creado; otra vez, nuevas castas de poder que emiten sus resplandores sobre la tierra, es que ocurre el nacimiento de Unicornio, entre la tierra sureña, del sol y el aire puro; en ese espacio que
queda entre el cielo y el espacio infinito. De un modo casi causal, como si fuera un renegado de su especie.

Por razones no bien definidas, este maravilloso ser mitológico, cumple la función de guiar a otros, en el efímero pasar por el mundo. En un paradisíaco lugar del continente latino; le cobija por casa, una variedad de flora y fauna autóctona muy rica donde pretende hacer renacer el espíritu de sus amados hermanos de especie que son aplastados; así inicia un largo recorrido para hacer valer esta experiencia y crear conciencia acerca del destino del hombre como fin último.

Quizás esta vez, pensó, castas nuevas logren apoderarse del mundo cuando la segregación se anuncia sin que la justicia haya acallado sus voces. Entonces el futuro que le espera al hombre común, que no tiene más que su trabajo cotidiano, será aceptar que no puede enfrentar al nuevo amo, en iguales condiciones de poder y fuerza, como no sea con su capacidad de aprender y controlar los males actuales

Desde tiempos remotos en distintas sociedades se ha dado esta élite de redentores que intentan cambiar el hombre por un animal dócil que obedezca a todos sus caprichos y explotaciones. Si la memoria colectiva activa sus archivos donde guarda recuerdos de hace medio siglo; durante los cuales masacraron y mutilaron inocentes para obtener seres superiores.

Bueno, para suerte nuestra, ahora Unicornio existía. Y traía la humana misión de rescatar al mundo de tales aberraciones producto de ambiciones sin límites, por el poder y la riqueza que puede hacer un desastre antropológico y convertir a corto plazo al ser humano en un bien desechable.

Desde su nacimiento se manifestó como un ser sensible y compasivo con los demás, que lo único que anhelaba era estar en el tranquilo refugio de su hogar, donde aprendía de la praxis de la vida y la herencia social de sus padres. Más tarde, convertido en un jovencito ávido de conocimientos, comenzó por descubrir la riqueza de su lugar de origen, gustaba de leer y viajar mucho. Por las mañanas soleadas acostumbraba pasear por las calles cercanas a su hogar donde abundaban las arboledas y casas señoriales. Para luego regresar a disfrutar sus pequeñas alegrías.

A medida que crecía, tenía este pequeño, ansias por conocer el mundo y toda su fantástica riqueza, tan variada y fácil de coleccionar según los gustos de cada cual. Sin embargo, tuvo que aprender en forma razonable, que no era fácil de una sola vez, como el creía al principio, iniciar caminos propios.

Así se fue enterando, que no todo lo que veía, resultaba a la larga ser de modo elemental y simple; pecando de una ingenuidad natural, convencido que el medio no habría de corromperlo ni dañarlo en sus propios valores y sentimientos. Sin embargo, se estaba incubando un caos social aparente, como una extensa red para atrapar jóvenes cuya candidez les era propicia para sus planes. Como si se tratara de una hazaña humana la nube de la muerte sobre los pueblos vencidos en la guerra nuclear cambiaba los destinos de los hombres en su totalidad.

Ante nuevas realidades y el vacío de poder que generan valores nuevos, viajar a las estrellas es toda una real posibilidad para la ciencia, para lo cual el esoterismo y las creencias antiguas, algunas basadas en prácticas de sadismo contribuyen de un modo significativo en el cambio que se requiere. Bajo un manto aparente de normalidad nuevas factorías utilizarán todo tipo engaño o traición, para encubrir como ensamblar con una guía práctica los maniquí vivant para obtener cyborgs.

Manipulado ciertos campos de la anatomía humana, servían los trajes de segunda mano que compraban los pobres para poder vestirse, llegados del primer mundo en fardos, como antes los esclavos para engañar con simuladores los trabajos de los nuevos esclavos, cambiando las funciones de los sistemas biológicos para crear los maniquí vivant. Siendo guías practicas arreglos, remiendos, cambios y reemplazos, de los usuarios en detalles de ajustes de sesgos y cortes, que registraban las intervenciones quirúrgicas clandestinas con que se lograban los Transformers.

Estilos y diseños, de las más ricas y exclusivas telas de finas texturas, etiquetadas por diseñadores que crean estilos con clase, exclusivos, para los diferentes rangos, clases y categorías. Con mangas únicas, aderezos y forros aún de épocas pasadas, recreando el encanto y variedad.

Por otra parte, como si la metáfora regresara de noche y nos hiciera realidad los sueños en medio de fantasías oníricas aparecían diferenciados por raza y color. Un simple bozal sujeto a un trípode controla todo movimiento de estos simples animales de tiro y carga.

Estos nuevos soldados para el espacio, recubren con un casco etéro-táxico sus cabezas para cuando efectúen sus faenas en los campos de marte, la resistencia no se daría, ya que un estoque y arnés conectado a la coronilla móvil, los mantiene inmóviles.

Esto perturbó largo tiempo a nuestro amiguito, sin embargo entendió la urgencia del mensaje y así fue que aprendió como liberar y aflojarlos. en forma deliberada los cepos con los que intentaban sujetar la voluntad de millones de víctimas.

Lo descubrió de un modo casual, un día en que se hallaba jugando en el prado con otros amigos al compás del ritmo de una música tropical muy contagiosa. Giraban el cuello de derecha a izquierda, soltando la segunda vértebra cervical y abriendo la horca en espiral. Volver a respirar permitía a los jóvenes algo faltos de aire, recuperar oxígeno para poder danzar, dar volteretas y hacer ejercicios con libertad.

Fue así como en su fuerte instinto de libertad, alentó a otros a seguirle y con ellos inició largos trotes por la campiña, durante horas durante las mañanas, así el tórax del unicornio y los otros jóvenes se expandía como fuelle resistiendo el doble esfuerzo físico de la cabalgata y la increíble sensación de ser libres de nuevo.

Retornaba sobre el planeta algún tiempo después el flujo y reflujo de los esclavos y los mercaderes de este y otros tráficos, permitiendo el comercio de los barcos de hace un par de siglos. Ahora las rutas estaban creciendo, al menos en relación con las que conocieron los pueblos de África hacia América, como de aquellos que cruzaron desde Brasil hasta África y también hacia Europa, en tiempos remotos.

Frente a este desprecio por la vida sintió este joven que debía luchar con todas sus fuerzas y sus ideales; le ayudaría su propio ego, la conciencia de su belleza interior basada en una gran espiritualidad y generosidad con los que sufrían, sintiendo en su corazón todo el amor por su gente postergada de cuya riqueza se nutría.

Era un corcel diestro cuyo resplandor con una estrella sobre la frente, le acentuaba la blancura como la leche y la suavidad de su piel como el terciopelo, cualidades que le valían algunos elogios de quienes le conocían. Aunque su máximo esplendor lo habría de alcanzar al elevar el vuelo para llevar la verdad a los inocentes cautivos en tantos lugares del globo, donde destacaba su rapidez y precisión frente al fiero combate con el enemigo.

Además de su maravillosa percepción, había entendido que no debían someterse al cautiverio absoluto, tanto que nadie podía impedirle que volviera a cruzar el aire, infinidad de veces en rápido vuelo, a través de los llanos y praderas abundantes de bellezas en su amado continente latino americano; cuyas bellezas aún ocultas para el hombre, encierran tanta riqueza autóctona y de reserva para el mundo en los siglos venideros.

Tendrían que aprender a sobrevivir, en tan lacerante cárcel para el cuerpo cautivo, pero el libre albedrío del espíritu, hacía de ellos personas con una vasta gama de posibilidades para superarlo. Sin saberlo, su mayor auxilio estaba allí mismo, en su entorno y creencias; así podían comprobar que el espíritu es fuerte como un roble, como una roca o como un trozo de metal o de uranio que no se rinde en la búsqueda de la libertad perdida. Es nuestra propia conciencia, la que nos obliga a defender la libertad sin transar aún a costa de nuestras propias existencias.

La transformación social colocaba este método antropofágico como causante de la fragilidad no sólo de la democracia sino de los sistemas defensivos, cuyas estructuras de poder navegaban en frágiles naves a la deriva. El tráfico de influencias, el doble standard daba resultados grandiosos, con falsos resplandores a corto plazo a costa de un peligroso riesgo en la continuidad del desarrollo y progreso de la sociedad.

Cómo la vida no es otra cosa que buscar caminos y luego ver el modo de transitar por ellos, a fin de cumplir metas y esperanzas y si todos nacemos libres, porque habrían de sufrir un trato tan injusto pensaban los seguidores de unicornio, cuando el odio y desprecio, incubado por siglos presionaban sobre grupos marginados.

Algunos pueblos basados en sus creencias, vieron a los esclavos en el pasado como mascotas, por los señores feudales de la tierra y del azúcar, cuya suerte estaba echada en las rutas de negreros y en los látigos de los verdugos, con valor comercial proveniente de las prácticas mercantilistas.

En África, Medio Oriente y Brasil reaparecen, encerrados en corrales de muerte, desamparados, y silenciados en forma cobarde con amenazas, vigilancia y golpes se les cautiva y controla con perversidad, son indefensos botines de guerra.

«¿Qué es la libertad?» se pregunta Unicornio, si no existe el libre albedrío que permite a los sujetos tomar las decisiones sobre sus propias existencias, como valores inalienables de la existencia humana, que se manifiesta como una fuerza que mueve al individuo y lo libera, en la acción librepensadora.

El concepto de conciencia de libertad nace con el hombre y es inherente a la condición humana, atávico por definición propia, primigenio entre las conciencias, profundo como la existencia misma, fuerte y generoso en el ser consciente. Ahora bien, el espíritu de la conciencia de libertad que es lo que unicornio plantea a sus leales seguidores, es la esencia de la libertad misma, el factor que hace posible que se desplace a través del pensamiento y de las ideas, de la acción y del propósito.

Los seres desprovistos de libertad o perseguidos quedan desamparados, sin ayuda alguna, deben cruzar ríos de sangre y de lágrimas cuando el dolor no tiene respuesta.

La ambición pone yugos y cadenas a la ciencia, hasta transformar al hombre en un opresor de su propia especie, retrocede hacia la prehistoria; más si se preocupa de resolver problemas actuales de la humanidad, dará pasos más importantes en la verdad científica y la necesidad de los cambios.

A partir del uso de la computación y el láser, la medicina nuclear trazó un nuevo enfoque de las disciplinas científicas. En óptica pudieron diseñar ojos biónicos para logran un espectro visual amplio para visualizar el espacio a través de espejos retrovisores nucleares. Como un niño, que ve imágenes en un caleidoscopio; con un simple tubo hexagonal, de tres bandas frontales, dos laterales y un punto focal medio, con un lente central de aumento, es posible abarcar todo el horizonte visual para observar imágenes virtuales globales.

Unidos a un juego de espejos cóncavos y convexos; vistos con seis pantallas, formarían un ojo hexagonal con la tridimensión deseada, sumando sesenta fases alternas al espectro.

Tratar de oír los sonidos del mundo exterior resultarían aburridos, grises, fríos, negros, deprimentes o alienantes. Sin embargo, simulando una caja de resonancia de un laberinto auditivo parecido a una concha acústica, los sonidos pueden formar nuevos lenguajes, diferentes, atractivos, armónicos o cautivantes.

Vimos en la magia circense, el hombre que traga una espada sin sufrir daño alguno, quizás de una base para que una doble tráquea entubada descienda sobre una caja toráxica metálica que recubre el esternón, como una coraza de guerrero mutante, permitiendo efectuar diversas funciones. Como un corazón puede ser dividido y separado por vasos comunicantes; controlando mejor su trabajo. La sangre libera los pulmones por cápsulas híbridas, lo que permite abrir el esternón, toda una magia de fascinante naturaleza neo-médica.

Los pueblos aborígenes y muy en especial los egipcios, momificaron seres, evitando la destrucción de tejidos y órganos. Hoy el proceso de necrofilia humus sanguinarae, (sangre negra de muertos) conserva mejor los cuerpos que se guardan algunos siglos.

Cuando por fin, se decidió a alzar el vuelo, sintió que razones le sobraban para pensar en su cansancio, su necesidad de cambiar de aire y de personas a su alrededor, después de tantos años de contener el dolor ajeno. Ver otras caras, le haría bien, dejar de sentir temor por la muerte o volver a vivir bajo un cielo más libre otra vez.

Este fue el inicio de un cambio total en Unicornio, quien en un ágil vuelo final de heroísmo y lealtad, inició una gira por el caribe que le llevaría a dar a conocer estos relatos a otros países en relación con este mundo opresor, cruel, fantasmagórico, alienante y bélico, de un carácter deshumanizado del vencedor sobre el vencido.

No lo olviden jamás, afirmó antes de despedirse de su amada familia y de su amado pueblo, volveré en otros a ver como la libertad ilumina de nuevo la faz de la tierra.

Es curioso se dijo, que el espíritu del hombre nunca muere, luego de imaginar las tareas que asumirán las mareas humanas. Se que forjarán nuevas utopías y esperanzas renovadas, les dijo.


SEGUNDA PARTE

Meses después se produce una respuesta al trabajo de Unicornio, cuando otros seres toman formas metafóricas de unicornios; en sus distintas variantes de colores según sus luchas y liderazgos, luciendo trajes de tonos azul, rosa, verde, calipso, amarillo, rojo, fucsia, amaranto, verde claro o verde oscuro para formar el nuevo arco iris de la Unidad, Fraternidad y Resistencia, frente a las necesidades de trabajo para millones de cesantes, cuya resultante es el hambre.

También deberían asumir la devastación planetaria, el desgaste ecológico y los nacientes cambios climáticos, educando y preparando una supervivencia para ello.

Así comenzaron a organizarse para redescubrir el arte, la medicina popular, el aprendizaje veloz, el desarrollo por nuevas áreas políticas, los cambios que requiere la redistribución de la riqueza.económica, los defensores de derechos humanos, pioneros de la moderna ciencia social; mantener la libertad de expresión y comunicación, analizar los niveles de esclavitud que sufre el hombre. Urge organizar los diversos campos de la vida contemporánea.

Un esfuerzo colectivo trae como resultado mayor conciencia mundial respecto de estas realidades. Así la razón y la lógica, retoman su lugar en la memoria colectiva, cuyo tesoro de valor incalculable permitirá clarificar el fondo y figura de la realidad presente.

Unicornio en traje crema y dorado.

Sugiere a sus amistades que deben tomar el control de las deidades que circulan por lo alto y sus templos sagrados. Caminamos en valles de sombra y muerte, más la luz permite que desciendan como ángeles tomados de las manos, con grandes girasoles, con luces y fuertes lanzas en las manos; a vengar la injusticia de la separación de las razas y de sus derechos.

A preparar cambios, afianzar lazos raciales y étnicos que configuren nuevas estructuras de base y redes de apoyo e intereses comunes. Que deriven en lineamientos globales de metas y propósitos a teorías universales.

Unicornio en traje celeste.

Viene a prevenir acerca de los términos de este tiempo, en que serán engañados por el dolor y horror, cambiando por mundos falsos todo lo que existe.

Todo el arte tomará en imagen y sonido lo presente, la plástica se metaliza y muestra mundos virtuales espaciales. Los colores sugieren un universo disgregado en la forma y la inasible forma humana en el espacio.

Los amos han convivido largos siglos la experiencia de someter a los esclavos a cadenas de opresión y explotación sistemática. Eslabones que marcan el fin de dicha utopía, para dar paso al pensamiento libre, inagotable fuente de inspiración para unos cuantos pueblos, cuyo privilegio será efectuar cambios sociales para las mayorìas del mundo.

Unicornio verde claro.

Tiene como su principal misión cuidar de los más frágiles y débiles, en todo sentido, ya que no cuentan con recursos como para enfrentar enfermedades.

La idea central en este trabajo es que los pacientes sean actores vivos de su propio tratamiento y curación, para lo cual acupuntura y medicina alopática son la medicina popular al alcance de todos los pueblos.

Para lo cual jóvenes se integran dìa a día a esta noble misión, conectados con organizaciones e instituciones de esta área, cuyo intercambio enriquecerá la medicina en general, como nunca antes se había logrado.

Unicornio verde oscuro.
Hará todo por cambiar la vida de los que sienten vencidas sus fuerzas y no pueden ya defenderla. La guerra plantea la disyuntiva de sobrevivir o morir, sin mayores posibilidades, es por ello que hemos planteado la paz sin fronteras. Respetando la soberanía de los países y el principio de la libre autodeterminación.

Para los pueblos cuyos habitantes ya no esperan ser protegidos, porque han visto conculcados sus derechos civiles del todo, aun pueden esperar por un mejor mañana; al saber que asumiremos la defensa irrestricta de todos nuestros derechos a nivel mundial, basados en las respectivas soberanías nacionales. El propio fundamento legítimo es en cuanto a la protección y seguridad de sus habitantes y sus derechos civiles, el que compartimos con la mayoría de los pueblos que conforman los cinco continentes que pueblan este territorio.

Unicornio plateado.

Como si la luna disgregara un racimo de rosas sobre un lienzo, la atmósfera perfumaba por donde los ángeles llevaban guirnaldas para proteger a los niños del mundo.

Cada uno trajo sus riquezas para compartirlas. Y que estos hijos nuevos recibieran de sus riquezas, para dar mejores frutos en todas partes. La ciencia dio nuevas ideas para usar y reciclar el agua cristalina que viene de la montaña, el rìo que baja de las vertientes en los cerros y el granizo de las cumbres de los ventisqueros.

Basados en la protección de los menores, las organizaciones se dieron a la tarea de relacionarlos con la producción, el trabajo, las finanzas y las fuentes del conocimiento. Son ellos los que heredarán la tierra y sus frutos; de manera tal, que así es como aprendieron a desalinizar el agua del mar y aprovechar en los desiertos las aguas subterráneas que forman mares ocultos.

Unicornio rojo.

Este fue veloz en su ponencia, nos trajo la dicha de realizar el proyecto menor hasta el más ambicioso plan, para ello contó con la sutil transparencia de la madre tierra que trajo como regalo elementos naturales de ella, paisajes de flora y fauna en riesgo, que hallaron héroes, sabios y voluntarios que enseñaron sus destrezas para el bien común de todos.

En la brillante superficie terrestre de este nuevo amanecer, toda la ciencia y tecnología amplió las perspectivas de la vida terrícola, que sin mayores costos para los países menos desarrollados, permitieron el traspaso del conocimiento y experiencia de los pueblos más avanzados a las áreas geográficas más desprotegidas.

Juntaron los unicornios todos sus talentos que lograron transformar el trabajo y la manufactura al diseñar máquinas más ventajosas, cónsonas con un proceso de creatividad vertiginosa, para mejorar las capacidades de desarrollo y las habilidades del hombre.

Fue así como lograron superar a estos falsos dioses del odio, de la crueldad, de la impiedad y de la masacre indiscriminada. Al impedir convertir a los humanos en simples piezas desechables de esclavitud eterna.

https://www.literatinos.com/search/label/carmen

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Aquí resuenan ecos de risas, llantos y dudas.

© Literatinos
Maira Gall